Inicio / El Sistema de Naciones Unidas y Los Ods En Costa Rica

Agenda 2030

El sistema de Naciones Unidas y los ODS en Costa Rica

En septiembre de 2016 Costa Rica se convirtió en el primer país del mundo en firmar un Pacto Nacional por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Por ello, tiene mucho que celebrar y, a la vez, una gran responsabilidad.

El Sistema de las Naciones Unidas (SNU) le acompaña en este reto y tiene, a la vez, el desafío de ser promotor, partícipe y testigo de este gran avance de Costa Rica, país que históricamente ha sido reconocido por su vocación de paz, por el desarme, por los derechos humanos, su estabilidad democrática y su inversión en las personas y protección del ambiente.

El SNU ha acompañado al país en el proceso de movilización, diálogo y generación de alianzas para comprometerse con el desarrollo que llevó a la firma del Pacto Nacional.

La firma del Pacto Nacional es una oportunidad para seguir construyendo un  modelo de desarrollo más inclusivo que asegure que nadie se quede atrás por razones de su credo, etnia, orientación o procedencia. Es un paso fundamental para superar las brechas existentes.

Logrado el compromiso, viene el paso más importante: pasar a la acción. En éste el SNU también estará de su lado.

A Costa Rica le tomó menos de un año llegar a un acuerdo nacional de todos sus sectores, en donde cada uno de ellos ha asumido compromisos y responsabilidades para asegurar que los derechos humanos, económicos y sociales de las mujeres, los hombres, las niñas y los niños, las y los adolescentes y jóvenes, son una prioridad.

El Estado ─Gobierno Central, Asamblea Legislativa, Poder Judicial, Tribunal Supremo de Elecciones, instituciones autónomas y las 81 municipalidades─ tiene el gran reto de asumir el liderazgo con visión de largo plazo, impulsando e incluyendo los ODS en la planificación nacional. También debe abrir espacios para que todos los sectores de la sociedad se incorporen y
logren acuerdos para ese cumplimiento.

El sector privado tiene la gran oportunidad de aumentar su participación en el proceso de planificación por el logro de los ODS, interesarse cada vez más por el desarrollo del país, por la situación de las personas excluidas y continuar ampliando su visión más allá de sus clientes y potenciales usuarios.

A partir de este proceso está profundizando sus políticas de responsabilidad social para transformarlas en verdaderos instrumentos para el desarrollo para las personas, no solamente como un asunto de filantropía.

La sociedad, las organizaciones de sociedad civil, tienen voz y una gran capacidad para proponer soluciones a los problemas del desarrollo. Así lo han demostrado en su proceso de planificación por los ODS. También son parte integral de las soluciones y de su implementación.

Ciertamente hay diferencias e intereses distintos sobre los temas de derechos humanos, protección del ambiente y otros, pero Costa Rica debe superar esas diferencias y poner a todos los sectores de acuerdo para ejecutar la Agenda 2030.


Más recursos

ODS/Alice Shackelford, Coordinadora Residente del Sistema PNUD